Inicios

Hace tiempo leí que el ser humano tiene una capacidad extraordinaria para mejorar cosas ya existentes. El verdadero problema es crear la primera versión de éstas.

Agosto 14, 2014
Compartir en 

Iniciar mi página personal debió ser lo mas difícil que he tenido que emprender desde que tengo memoria. A pesar de que me gano la vida haciendo páginas web, nunca he tenido un rincón del internet al que pueda llamar mi hogar. Para la gente que me conoce, esto resulta algo raro, dado que el internet y yo nos hemos conocido durante hace ya mucho tiempo. Recuerdo estar en la secundaria y coleccionar montañas enteras de CD’s patrocinados por AOL para acceder a internet.

En diferentes puntos de mi vida he intentado crear un sitio personal, incontables horas he invertido en Photoshop y editores de código creando lo que supuestamente seria mi rincón en internet, nunca con resultados tangibles. “Mañana la terminaré, sólo ocupa un poco más de trabajo” son palabras que comúnmente me digo para aplazar aquello que durante tanto tiempo he deseado, tal vez no lo suficiente. Definitivamente no lo suficiente.

Estoy harto de negarme algo que me debo a mí mismo, estoy harto de quedarme como un observador, tengo cosas que compartir, amigos que conocer, enemigos que hacer y todo empieza aquí, con mi rinconcito de internet. Tal vez no tiene una imagen gigante en el header como pareciera ser la moda hoy en día (de lo cual escribiré pronto), tal vez no es exactamente como imaginé que sería, pero ¿qué lo es?.

Si bien llevo siendo un artesano del web por muchos años ya, siento que este es mi inicio. Aquí empieza todo.